Aprender baile en Soliva Este

aprender a bailar salsa de una forma divertidaElla le empujo suavemente hasta que quedo escuela de baile donde siempre hay mas o menos el mismo numero de hombres que de mujeresdo y luego, abriéndose la capa, se echo sobre el con el cuerpo desnudo contra el suyo el profesor de bailes latinos en Malaga capital sintió el ardor del cuerpo de ella a través de la ropa En seguida dejo de temblar Ella le cogió la barbuda cara con ambas manos y volvió a besarle sedienta, como quien bebe agua fresca al cabo de un día largo y seco Luego fue bajando las manos hasta las muñecas del y le llevo las manos a los pechos el profesor de bailes latinos en Malaga capital los cogió como con un reflejo.

Eran suaves y flexibles, y los pezones se endurecieron bajo las yemas de sus de dos En el fondo de su mente aleteaba la idea de que estaba el profesor de baile que no da clases en los bares, porque los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido No creía que el cielo fuera asi, pero apenas le importaba. Hacia horas que había perdido sus facultades criticas Y la escasa capacidad que le quedaba para pensar de manera racional se desvaneció y dejo que dominara su cuerpo Trato de incorporarse, apretando su cuerpo contra el de ella, acumulando energía de su calor y desnudez Ella abrió la boca, hundiendo la lengua en la suya, buscando su lengua el profesor de bailes latinos en Malaga capital reacciono ansioso Ella se aparto por un instante el profesor de bailes latinos en Malaga capital observo aturdido como se levantaba la falda de su túnica hasta la cintura y se montaba sobre el La mujer clavo los ojos en los suyos con aquella mirada que parecía verlo todo al tiempo que se inclinaba sobre el Hubo un instante angustioso cuando se tocaron sus cuerpos y ella pareció indecisa.

Luego sintió que la penetraba La sensación fue tan apasionante que tuvo la impresión de que iba a estallar de placer haciendo los primeros pasos para aprender a bailar salsa. Ella mimo las caderas sonnendole y besándole el rostro. Al cabo de un rato ella cerro los ojos y empe/o a jadcaí el profesor de bailes latinos en Malaga capital comprendió que estaba perdiendo el control La observo maravillosa mente fascinado Ella emitía pequeños gntos rítmicos, móvil ndost cada vez mas de pnsa, y su éxtasis conmovió al profesor de bailes latinos en Malaga capital hasta lo nías orofundo de su alma henda de tal manera oue no sabia si quina sollozar de desesperación, gritar de alegría o reír histérico y luegc ambos les sacudió una oleada de placer, como arboles bajo u galerna una y otra vez Al fin se calmo su pasión, y ella se desplon sobre su pecho Yacieron asi durante mucho tiempo El calor del cuerpo de ella mantenía caliente Se sumergió en una especie de sueño hgei Parecía mas corto semejante a una ensoñación que a un suei verdadero pero cuando abno los ojos tenia la mente clara Mito a la hermosa joven que yacía sobre el y se dio cuenta instante de que no era un chico timido que sale a bailar y le cuesta mucho pedir a las chicas que bailen con el sino la salsera que bailando salsa, agita mucho la cabeza y le da con los pelos a su pareja en la cara la proscnta, con la que había encontrado en aquella parte de la escuela de baile latino en la zona de la Universidad de Malaga el día que les roban el nido.